domingo, 28 de octubre de 2012

Especies en peligro de extinción

4.030 especies de plantas y animales en peligro de extinción en Ecuador 


Con la reciente desaparición del “Solitario George”como especie, los libros rojos del Ministerio del Ambiente y de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de protección ambiental, afirmaron que 4.030 animales y plantas del Ecuador se encuentran en peligro de extinción.
Los datos revelan que están en peligro de desaparecer 105 mamíferos, 161 aves, 108 reptiles, 152 anfibios y 3.504 plantas endémicas. De este total de especies, 1.071 están en peligro, 353 en peligro crítico y unas 2.80 son vulnerables.

El cambio climático, la proliferación de enfermedades y hongos que atacan a los anfibios; la pérdida o contaminación del hábitat, la caza e impacto sinérgico; es decir, la combinación de elementos que juntos causan un daño mayor, inciden en el peligro que corren las especies ecuatorianas, explicó Luis Suárez, biólogo y director ejecutivo de Conservación Internacional Ecuador, según publica diario El Telégrafo.
El cóndor andino es una de las aves más representativas de Ecuador y se encuentra en riesgo de desaparecer. Según el Ministerio del Ambiente (MAE), tan solo existen 50 ejemplares.

El titular de Conservación Internacional Ecuador asegura que esta ave es amenazada por la cacería ilegal y por cambios en su habitar y por ello destaca la necesidad de su conservación en áreas protegidas.
En el país existen 47 áreas protegidas que representan el 19% del territorio nacional, señalan desde el MAE. Once  de estas áreas se han creado a partir del 2008. En el cuidado de ellas trabajan 450 guardaparques.

Las estrategias del MAE para evitar la extinción incluyen los programas Socio Bosque y Socio Páramo, y ocho programas destinados a la preservación del oso de anteojos, el cóndor andino, el cocodrilo de la Costa, el tapir, el águila arpía, el albatros y otras especies.

El oso de anteojos, el tapir amazónico, el puma, los guacamayos, pericos, tortugas, el cóndor y algunas especies de orquídeas están en peligro de extinción, según los reportes del MAE.

Desde Conservación Internacional Ecuador señalan que el guacamayo de Guayaquil se encuentra en peligro crítico debido a la pérdida de bosques en la región Costa.

El bosque protector Cerro Blanco es uno de los pocos espacios donde puede refugiarse la especie. Al loro orejiamarillo se lo vio por última vez en Ecuador en 1998, en la provincia de Cotopaxi. Este animal habría desaparecido porque han disminuido drásticamente las palmas de cera, donde anidaba.

Un sapo que desapareció en los 80 es el jambato. Desde entonces ya no se lo ve, ni en el Parque Nacional Cotopaxi ni en la Reserva Ecológica Antisana.
Los libros rojos constituyen esfuerzos para conocer el estado de las especies. La Pontificia Universidad Católica de Quito, en su registro sobre las plantas endémicas, señala que hay tres especies de Galápagos que ya no existen. 

También se ha perdido, en su estado silvestre, la passiflora popenovvi.
En el libro rojo de las aves, publicado en 2002, se menciona que en Ecuador están extintas cinco especies, entre ellas el chorlo cabezón cuellicanelo, natural de los pastizales secos de Santa Elena. El Solitario George, último espécimen de las tortugas Chenolonodis abingdoni, se convirtió el domingo pasado en el último de una de las especies que desapareció para siempre del país.

Se encuentra bajo fuertes amenazas el mono araña de cabeza marrón, que vive en los bosques húmedos tropicales del noroccidente.


Desde Conservación Internacional confirman que está considerado como el primate más amenazado del país, porque su hábitat se ha perdido y fragmentado: “Por la expansión de la frontera agrícola y la cacería”, explica Luis Suárez. La especie aún vive en la Reserva Ecológica Cotacachi Cayapas y en los territorios de las nacionalidades Chachi y Awa.

Factores que afectan la flora
Los factores artificiales que dañan la flora son básicamente la contaminación, la lluvia ácida y la deforestación.
1.- La contaminación: Imposibilita el crecimiento de muchas especies vegetales, porque la presencia de sustancias químicas en el suelo altera los procesos vitales de las plantas. Si se observa la vegetación en Santiago, se nota que su ubicación está restringida a los alrededores del sector urbano.  No existe una gran variedad de especies, como ocurre en los sectores no urbanos, donde el hombre ha tenido un menor grado de influencia y son menores los niveles de contaminación.
2.- La lluvia ácida, consecuencia de las actividades industriales y del transporte, contamina la atmósfera y es responsable de la destrucción de grandes bosques. También afecta el suelo, que se contamina con sustancias ácidas que dificultan o impiden el crecimiento de nuevas especies vegetales, con lo cual se favorece la erosión del suelo. En Europa se instalaron estaciones medidoras del contenido de ácidos en las lluvias ácidas sobre todo el continente.  Así, frente a niveles altos se puede restringir la emisión de los gases industriales.
3.- Las prácticas forestales y agrícolas: La deforestación produce el exterminio de diferentes especies vegetales. Un mal manejo de la actividad agrícola también puede alterar el recurso flora, ya que ésta necesita del suelo para vivir y su existencia está fuertemente condicionada a este recurso.  Cualquier alteración que sufra el suelo, afectará inevitablemente las especies vegetales.
Efectos del deterioro de la flora
1.- Efectos sobre los seres vivos: El exterminio de las especies vegetales determina una disminución de la cantidad del oxígeno producido por la fotosíntesis, lo que afecta las cadenas tróficas.  Los vegetales son organismos productores de materia orgánica y alimento en las comunidades biológicas; por lo mismo, la carencia de la flora incide en el desarrollo de la vida.
2.- Efectos sobre el suelo: Otro efecto importante, consecuencia de la reducción de la flora sobre el ambiente, es la desertificación, es decir, la progresiva erosión que transforma un suelo fértil en un desierto.  Este proceso se ve más favorecido aún si la zona en cuestión presenta un clima árido y escasas precipitaciones.
Factores que afectan a la fauna
Los factores que más afectan a este recurso, provienen de la acción directa del hombre, que produce el llamado efecto antrópico. Los principales problemas ocasionados por la acción humana son: la caza y la pesca indiscriminado, el comercio ilegal de especies animales y la introducción de especies no autóctonas.
1.- Caza indiscriminada: La caza indiscriminada ha provocado que varias especies se encuentren en peligro de extinción, tanto a nivel nacional como mundial.  Algunas especies afectadas son el culpeo de Tierra del Fuego, la chinchilla chilena y la chinchilla andina.
2.- Pesca indiscriminada: La intensa actividad pesquera en las costas pone en peligro de extinción las especies marinas.  Actualmente, en Chile, la sardina, la anchoveta y el jurel están en serio peligro de desaparecer. Es de gran importancia que se mejoren los mecanismos de explotación de los recursos pesqueros chilenos. Por ejemplo, debe realizarse una investigación científica y tecnológica que genere mayor capacidad e predecir sobre el desarrollo de las diferentes especies marinas explotadas.
3.- Comercio de especies: La comercialización y exportación de especies para ser utilizados con fines científicos, para ornamentación o para criadero, han hecho peligrar la fauna de ciertas regiones. Un caso dramático es el del loro amazónico que es sacado de su hábitat para tenerlo encerrado en una jaula.
4.- Introducción de especies: La introducción de especies no autóctonas en ciertas regiones ha alterado el equilibrio ecológico, dado que en ellas no existen los depredadores que regulan su número. Esto da lugar a una competencia entre las especies autóctonas y las introducidas que puede desplazar las especies nativas de su propio hábitat y, que al quedar fuera de su ambiente, las pone en peligro de extinción.
Consecuencias en el medio ambiente
La naturaleza funciona como un todo armonioso. Cualquier alteración en uno de sus componentes, afecta el equilibrio ecológico.  La extinción de especies animales o la disminución en su número, provoca una variación drástica en la cantidad de otras especies pertenecientes a la flora y fauna.  Este hecho produce entre ellas una relación de competencia que lleva a la desaparición de unas especies, al aumento de otras y, en consecuencia, al rompimiento del delicado equilibrio de la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada